Nunca es tarde para titularse, aún siendo madre.

hace 3 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Vida
Tags: Perseverancia, Metas, Estudio, Convicción, Maternidad, Superación

0

0

Pareciera que titularse siendo madre es una tarea difícil, porque nunca tenemos tiempo de sobra, vamos en el día a día con el tiempo medido, tal vez tenemos que organizarnos para ir al trabajo y tenemos que volver a casa para atender otras tareas.

Pero si tienes la intención y desde hace tiempo tienes la idea de concluir tus estudios, escucha esa vocecita interior. Primero, será la oportunidad de demostrarte que siempre hay tiempo para salir del papel de madre y mujer trabajadora. Podrás tener la habilidad de lidiar con todas tus responsabilidades una vez que inicies tu proyecto.

Si lo inicias, lo concluyes. Esto es un motivo para no detenerse durante el proceso, a la larga serás un ejemplo para tus hijos. Realmente la maternidad puede ser hasta cierto punto un obstáculo para tu desarrollo personal, eso dependen de las circunstancias y de tu mentalidad. Y si tienes la oportunidad de estar en casa, tienes más puntos a tu favor.

Completar tus estudios, te permitirá conectar con esa parte del aprendizaje y francamente es una bocanada de aire fresco, cuando has pasado tiempo escuchando canciones infantiles, o has mirado todas las temporadas de las series infantiles del momento.

Te permite ser más organizada, para ir a una asesoría o recabar información, seguramente pondrás de pretexto que tienes mil cosas que hacer antes en casa. La verdad este pretexto puede resolverse si comienzas a organizar las tareas y de ser posible delegar algunas con tu pareja, por ejemplo, tal vez pueda ayudarte uno o dos días a la semana a ir por los niños a la escuela y así puedas tener más tiempo para el estudio.

Te aconsejamos reducir las horas inútiles en el internet, ya sea en el trabajo o estando en casa, perdemos mucho tiempo navegando en Facebook o twitteando esta práctica puedes cambiarla y aprovechar esos tiempos para leer,  investigar o aprovechar la herramienta para buscar información para desarrollar tu trabajo.

Dormir a tus horas y comer bien, es básico, aunque no estemos estudiando reduce por mucho el estrés. Al hacer las compras de la semana, tal vez quieras invertir un día para cocinar para varios días y así tener más tiempo para estudiar.

Seguramente que tendrás momentos de dificultad y te verás obligada a parar para resolver, aprovecha ese tiempo como pequeñas treguas. Pero una vez resuelto el tema sigue adelante.

La experiencia de titularse para Andrea lo describe como convertirse en un atleta de alto rendimiento, y es fantástico. Primero porque tienes que tener de nuevo contacto con tu escuela, para buscar a los profesores que puedan asesorarte. El deseo te lleva a tratar de hacerlo de la mejor manera posible y en el menor tiempo, porque la familia espera y al obtener el título puedes mejorar los horizontes laborales.

Si te animas a dar el paso, irás creando tus propias estrategias de estudio y de vida. A la larga estarás dando un mensaje positivo a tus hijos. Que nunca es tarde para seguir estudiando y que lo que se inicia se concluye. Tu desarrollo termina cuando decides que así sea. Si te gustan los retos, tal vez te animes a dar el siguiente paso.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados