Pautas para elegir la silla de coche para bebés y niños

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Seguridad
Tags: Seguridad, Autos, Coches, México, Sillas, Booster, Bebés, Niños

0

0

En México, al igual que en muchos países de América Latina, no existe una regulación federal que exija el uso de los asientos para niños y bebés o que asegure que los que están a la venta son del diseño, materiales y calidad suficiente para proteger a los menores, según su estatura y peso. Sin embargo, a nivel internacional sí existen regulaciones vigentes al respecto. Corazón de Mamás te cuenta en qué consisten, para que puedas aplicarlas para tu familia.

¿Por qué es importante tener estas regulaciones en cuenta? Según el Poder del Consumidor, en México la primer causa de muerte en niños de 5 a 14 años son los accidentes viales y solo el 17% de los niños menores de 6 años utiliza un sistema de retención infantil. Además, 8 de cada 10 sillas están mal instaladas.

Tipos de sillas

Básicamente se dividen en tres:

  • Sillas solo para bebés: Deben ser instaladas mirando hacia atrás y son adecuadas para niños desde el nacimiento hasta los 16 a 18 kilos de peso y los 89 centímetros de altura. Sirven aproximadamente hasta que los niños tienen un año.
  • Los asientos convertibles: Se pueden instalar mirando hacia atrás o hacia delante. Son adecuados para niños desde el nacimiento hasta los 35 kilos de peso o 150 centímetros. Estos parámetros dependen del modelo.
  • Los asientos 3-en-1, o todo-en-uno: Tienen aditamentos que hacen que sirva desde el nacimiento hasta que no necesite ningún accesorio.

Aunque se puede comprar un solo asiento, expertos afirman que los asientos solo para bebés tienen sus ventajas, sobre todo para los niños que pesan menos de 9 kilos, a veces las correas del arnés son muy largas y no se pueden ajustar correctamente. Otro problema es que las ranuras por donde salen las correas a veces están demasiado altas, estas deben salir del asiento justo a la altura de los hombros o un poco más abajo, sobre todo cuando el asiento está orientado hacia atrás. Suelen ser muy prácticos, pues tienen una base que permanece en el carro y la silla puede adecuarse a la carriola o servir como portabebés. Por estas razones puede ser una buena idea comprar una silla exclusiva para bebés y luego cambiar a una convertible.

Sobre la orientación de las sillas, la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) recomienda que se instalen viendo hacia atrás hasta que los niños tengan por lo menos dos años, o hasta que sobrepasen los límites de peso y altura del asiento de auto.

Además del precio y la estética, algunas de las características deseadas en una buena silla para el carro son:

  • La evaluación de la silla. En Estados Unidos, la Administración Nacional de Seguridad en la Carretera (NHTSA) evalúa estos dispositivos en cuanto a su facilidad de uso, de instalación, así como la claridad y el contenido de sus instructivos. A más estrellas, mejor calificación.
  • La silla cuenta con un sistema de anclajes inferiores y de correas específicas para esta tarea, esto asegura la silla correctamente. Existen dos sistemas: el LATCH y el ISOFIX.
  • Sillas que sean fáciles de limpiar o que tengan sistemas que se puedan retirar y lavar aparte. Sobre todo en los primeros meses esto es de gran utilidad.
  • Verificar que sean cómodas, acolchadas y con buen soporte para la cabeza.
  • Que absorba impactos laterales.
  • Que se les pueda graduar la inclinación, sobre todo para bebés muy pequeños.

¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados