Pequeñas acciones para hacer a los hijos más tolerantes a la diferencia

hace 3 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Vida
Tags:  Diferencia, tolerancia, niños

0

0

En la vida cotidiana, pero sobre todo en países como los americanos, llenos de tradiciones, religiones, etnias y culturas, es muy fácil convivir con personas que son diferentes a nosotros. Solo en el barrio, en la escuela, los niños deberán convivir con personas con formas de vivir distintas. Aunque algunos padres pueden encontrar más fácil que otros el enseñarles sobre la tolerancia a sus hijos, otros pueden encontrarlo más difícil. ¿La razón? Simplemente antes no se habían preguntado cómo hacerlo o no habían tenido que convivir con personas diferentes a ellos.

Sin embargo, es necesario que los padres ayuden a los niños a vivir en comunidades que día con día son cada vez más diversas, sobre todo con miras a un futuro. La tolerancia es una actitud donde se está abierto y se respetan las diferencias que hay entre las personas: en cuanto a su religión, su etnia, su género, las posibles discapacidades físicas o intelectuales, sus preferencias sexuales, entre otros. Además, ser tolerante implica estar dispuesto a aprender de dichas diferencias, rechazando los estereotipos y prejuicios que muchas veces se han ido pasando de generación en generación, especialmente en sociedades tradicionales. No se trata de ser condescendiente y mucho menos permisivo con todas las situaciones.

¿Cómo enseñar a ser tolerante?

Se enseña, sobre todo, a partir del ejemplo. Los niños verán cómo tratan sus padres a los demás y los imitarán. Como parte de la vida cotidiana, los padres tendrán sus propias tradiciones y las celebrarán, pero también deberán estar dispuestos a aprender y a celebrar, aunque sea por curiosidad, tradiciones ajenas. Es importante estar dispuestos a demostrar respeto hacia otras personas.

Debe prestarse especial atención a la manera en la que nos referimos a los demás. A veces no mostramos tolerancia a partir de pequeños comentarios, expresiones tradicionales o chistes que se hacen sin mala intención. Sin embargo pueden ser ofensivos o sirven para perpetuar expresiones culturales que son intolerantes con el otro.

Teniendo pequeñas pláticas acerca de la tolerancia y el respeto a los otros. Así el niño podrá expresar sus puntos de vista, hablar de lo que le llama la atención o encuentra diferente y encontrar puentes que den un piso común entre una forma y otra de ver el mundo.

Permítales convivir con niños y personas diferentes a ellos. Así podrá vivir de primera mano con otros, estableciendo en qué son diferentes y en qué se parecen con los demás.

Busquen libros, juguetes o videos que promuevan la tolerancia. Es importante que el efecto que los medios tienen en los niños, especialmente en este tema, sea muy positivo.

Responda a las preguntas que puedan tener los niños de manera respetuosa. Así podrán establecer las diferencias dentro de un marco de respeto. Si no se conoce sobre algo, estén dispuestos a investigar y a aprender juntos. Muchas veces las diferencias de dan dentro de la propia familia, celebre de manera especial las capacidades, los intereses y las aptitudes que cada miembro de la familia tiene. Esto, además, ayudará a que sus hijos tengan buena autoestima y se sientan valorados.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados