Porqué es importante invitar a los amigos de tu hij@ a tu casa.

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Educación
Tags: Amistades, Conocimiento, Comunicación, Confianza, Responsabilidad, Pre-adolescencia, Adolescencia.

0

0

Cuando los niños crecen hay amistades que permanecen y otras que entran a sus vidas. Sus ambientes generalmente se desarrollan en medio de risas, juegos y la curiosidad por explorar un mundo más juvenil.

Este momento de efervescencia es perfecto, seguramente que tu hijo o hija hacia el fin de semana y fin de cursos, te pedirá permiso para organizar una pijamada o una noche de videojuegos. Y es un momento perfecto para decir ¡Sí!

Usar la inteligencia sin romper la confianza es vital para fortalecer el acercamiento con tu hijo y conocer a las personas con quienes se relaciona.  La mejor manera de hacerlo es de manera natural y espontánea. Cuando los llevamos a casa, podemos observar en nuestro territorio las interacciones y evaluar las actitudes o valores y conversaciones  que pueden tener.

Más aún si sospechas que entre alguna de ellas hay una posible mala influencia. Hay un tiempo que podemos delimitar un poco los ambientes, pero hay otras que definitivamente tenemos que utilizar técnicas más sutiles y reforzar nuestra comunicación para ayudarles a ser un poco críticos y sepan elegir lo que para ellos es conveniente.

Organiza con tu hijo lo que desean ofrecer como anfitriones, la logística por si hay que recogerlos en un punto específico. Una vez en casa, recíbelos cálidamente y dales un poco de espacio, de vez en cuando da una vuelta para saber si necesitan algo y por supuesto ver que las cosas se desarrollen positivamente.

Una reunión en tu casa puede darte mucha información y pistas de sus amigos, como por ejemplo puedes saber si sus padres están al pendiente de ellos, si pasan por algún problema o situación, si tienen valores firmes, escuchar sobre sus metas o si son propensos a tener algún vicio o  ser fácilmente influenciables.

Una vez que haya pasado el evento, seguramente tu hijo querrá compartir contigo la experiencia. Aprovecha para saber cómo se sintió, que opina de la convivencia que tuvo, eso te ayudará a saber cuál es su punto de vista y si has observado algo que no te gusta también es válido comentarlo.

A respecto se pueden dar dos escenarios, el primero es que te dé la razón y el segundo que rechace tu opinión. En el segundo caso ten paciencia, lo que debes hacer es reforzar tu sistema de valores en él, sobre lo que es la amistad y las bases que la sostienen como es: La ayuda desinteresada, capacidad de entender al otro, empatía, generosidad, respeto, confianza, sinceridad, lealtad, afecto, por nombrar algunos.

De esa manera le dejarás plantada la semilla, si hubiera algo en discordancia naturalmente lo descubrirá, puesto que no podemos ser nosotros quien les elija las amistades eternamente, si podemos reforzar su autonomía e independencia.

Compárte tu experiencia, si ya has conocido a los amigos de tus hijos.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados