Precauciones con las fotos y videos de tus hijos en las redes sociales

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Seguridad
Tags: Redes Sociales, Fotos, Videos, Niños, Seguridad, Tecnología

0

0

Hay ocasiones en las que es irresistible subir la foto o el video de nuestros hijos haciendo la gracia de turno: una deliciosa sonrisa, una nueva meta alcanzada, unas vacaciones perfectas. Sin embargo, estos contenidos suelen cargar mucha más información de la que se ve a simple vista. No está de más revisar algunos puntos para cuidar a nuestra familia y lo que se comparte de ella en las redes sociales.

Corazón de Mamás preparó una lista de las fotos que, por sus características, no debes subir a las redes sociales, además de algunos tips extra para que compartas solo lo necesario y seguro.

¿Qué fotos o videos no debes compartir?

  • Fotos con la casa o lugares habituales de fondo. Con las tecnologías de geolocalización es muy fácil determinar dónde queda ese lugar. Además, debe cuidarse que no aparezca la dirección o alguna otra referencia.
  • Fotos con el uniforme escolar o que den señales de la escuela donde estudia tu hijo.
  • Fotos a la hora del baño o con poca ropa. Aunque es perturbador, no hay que olvidar que hay personas que trafican con este tipo de fotos para redes de pornografía infantil.
  • Fotos que muestren las placas de los carros familiares. Estos datos pueden llevar a otros, como la dirección de la casa u oficina de los padres.
  • Fotos con otros niños. Primero se debe consultar a los padres de estos otros niños si no tienen problema con que esas fotos sean subidas a las redes sociales. Hay familias con políticas muy estrictas al respecto y es mejor evitar malentendidos.
  • Fotos que se puedan malinterpretar o que presenten actividades potencialmente peligrosas: el niño con una botella de cerveza, paseando en el asiento delantero del coche, etcétera. Además de poner un mal ejemplo, pueden desatar una ola de comentarios negativos en las redes sociales.
  • Fotos que muestren que estás de vacaciones y dónde estás. Además de informarle a todo el mundo que tu casa está vacía, puedes mostrarte en situación de vulnerabilidad al no estar en tu lugar habitual. Puede ser buena idea poner las fotos, cuando ya han terminado.
  • Fotos que puedan desatar vergüenza en un futuro. Nadie quiere ver que sus padres documentaron todos sus malos momentos en las redes sociales. Por eso debes pensar si en unos años, cuando tus hijos tengan acceso a estas plataformas, se sentirán bien acerca de los contenidos compartidos. Algunas de las fotos que pueden estar en esta categoría son: fotos haciendo del baño, fotos cuando están enfermos, etcétera.

Antes de subir las fotos, puedes hacerte tres preguntas básicas:

  • ¿Quién verá estas fotos? ¿Quiero que las vean?
  • ¿Este contenido puede ofender o alterar a alguna de las personas que lo verá?
  • ¿Hay detalles en la foto que no quiero compartir? Uno de los detalles que se suele pasar por alto es la Geolocalización, o que las aplicaciones automáticamente etiquetan dónde estamos cuando subimos ciertos contenidos. Para evitar esto, puedes quitarla desde la configuración de localización de la aplicación en tus dispositivos.

¿Qué otras opciones hay?

Si decides no compartir tus imágenes en las redes sociales, pero de todos modos quieres hacerlo con algunas personas, Corazón de Mamás te da otras opciones.

  • Imprimir las fotos y compartirlas en la siguiente reunión cara a cara. También las puedes mostrar directo desde tus dispositivos.
  • Compartirlas a través del correo electrónico
  • A través de plataformas que piden una contraseña para acceder a los álbumes de fotos y videos.
  • A través de los servicios de mensajería de los teléfonos inteligentes

¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados