Precauciones para evitar atragantamiento en los niños

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Seguridad
Tags: Atragantamiento, emergencia, maniobra

0

0

Los atragantamientos se producen cuando un cuerpo extraño, generalmente un pedazo de alimento, se queda atascado en la garganta o en el conducto respiratorio, evitando que el oxígeno llegue a los pulmones y al cerebro. Además de tener problemas para respirar, el mayor peligro es que si al cerebro le falta el oxígeno por un tiempo prolongado (más de tres minutos) puede ocasionarse un daño cerebral o incluso la muerte.

Las señales universales para darse cuenta si alguien está atragantado son: incapacidad para hablar, respiración difícil o con sonido, sonidos o chillidos cuando se trata de respirar, tos o intentos de la misma, labios, piel y uñas de color azulado, pérdida de conciencia, entre otros.

¿Qué precauciones pueden tenerse para evitarlos?

Los alimentos que se introducen a la boca deben ir cortados en trozos pequeños y ser masticados lenta y cuidadosamente, esto sin importar la edad.

Mientras se mastica y traga, debe evitarse hablar o reírse.

Con los niños es especialmente importante evitar que consuman alimentos que, a primera vista, parecen inofensivos, pero que se pueden atorar por su tamaño. El tema no es que no los coman, sino extremar precauciones: salchichas tipo coctel, nueces, carnes cortadas en tamaños inadecuados, uvas, caramelos duros, palomitas de maíz, zanahorias baby.

Deben mantenerse fuera del alcance de los niños las canicas, cuentas o piedritas de collares o pulseras, tachuelas, globos de látex y cualquier otro objeto pequeño. Debe tenerse especial cuidado con los juguetes que cuentan con piezas muy pequeñas, especialmente con los menores de tres años.

Debe evitarse que los niños jueguen, corran o caminen con comida o juguetes dentro de la boca.

¿Qué hacer?

Una vez se identifica, debe procurarse que la persona tosa constantemente. Si no se consigue resolverlo así, deberá realizarse la maniobra de Heimlich: Dar una serie de empujones en el abdomen, por debajo del diafragma. La idea es empujarlo para forzar el aire de los pulmones, que producirán una tos artificial que ayudará a empujar el objeto atragantado hacia fuera. Este procedimiento solo debe usarse en casos reales, pues si no se hace correctamente, puede lastimar a la víctima. Por cierto, es el único método recomendado por la Cruz Roja Americana.

Es importante saber bien cómo realizar la maniobra, debido a que se realiza diferente en embarazadas, personas con obesidad y niños. En las mayoría de los cursos de primeros auxilios enseñan cómo hacerla.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados