Riesgos de los trampolines y camas elásticas

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Tags: ejercicio, salud física, accidentes, fracturas, trampolines, camas elásticas, gimnasia

0

0

Los trampolines y camas elásticas suelen ser un clásico. Recientemente se han puesto de moda lugares para saltar por diversión, deporte o incluso para dar fiestas infantiles. Sin embargo, las estadísticas muestran que miles de personas resultan lesionadas en estos cada año. La Academia Americana de Pediatría habla de 180 mil niños al año. La mayoría de estas lesiones suelen ocurrir en trampolines instalados en casa y en niños menores de seis años.

Las lesiones en estos aparatos pueden ocurrir aunque tengan protecciones tales como una malla protectora, acolchados laterales o aunque se esté bajo la vigilancia de un adulto. Las más leves y comunes incluyen moretones, raspones, cortaduras, esguinces y torceduras. Pero pueden llegar a ser fracturas (muchas de las cuales suelen requerir de cirugía y rehabilitación), conmociones cerebrales y otras lesiones en el cráneo, hasta llegar a las consecuencias más graves: las lesiones del cuello y la médula espinal (que pueden llevar a parálisis permanente o la muerte).

Se ha determinado que la mayoría de las lesiones ocurren cuando hay más de una persona usando o saltando en el trampolín. Y generalmente se dan porque los niños aterrizan mal, porque intentan hacer volteretas y piruetas (que se encuentran muy relacionadas también con las lesiones del cuello o cabeza), choques entre varias personas, porque caen fuera del trampolín o porque aterrizan en los resortes o marcos de la cama elástica.

La Academia Americana de Pediatría ha recomendado tajantemente no comprar trampolines caseros, aunque estén de moda y sean una forma divertida para tener actividad física. Se recomienda instruir a los niños en otras formas de deporte, individual o en grupo, siempre con las recomendaciones de seguridad pertinentes. La recomendación es extensiva también para los parques de recreo.

Según esta línea de acción, las camas elásticas solo deben ser utilizadas por programas supervisados de entrenamiento, como los utilizados por los gimnastas, clavadistas, etcétera. Es muy importante que solo salte una persona a la vez.

Si tiene uno en casa, también se recomiendan algunas pautas de uso. Vigilancia constante por parte de un adulto, permitir que solo salte un niño a la vez, no permitir piruetas, instalar los protectores según las recomendaciones y verificar que estén en buena condición, revisar constantemente el equipo, seguir las indicaciones según peso y estatura, reemplazar cualquier pieza que se dañe, entre otros.

Además, se debe revisar las pólizas de seguro, ya que algunas no incluyen la cobertura para las lesiones o accidentes relacionados con los trampolines y camas elásticas, ya que son consideradas actividades de alto riesgo.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados