Se hace pipi en el salón de clases, ¿Debo preocuparme?

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Vida
Tags: Crecimiento, Adaptación, Regresiones, Seguridad, Hábitos

0

0

Esta puede ser una preocupación común entre las madres, Corazón de Mamás te cuenta para tu tranquilidad, que es muy común que los niños pequeños tengan emisiones involuntarias de orina durante el día. La enuresis diurna es común cuando los niños se concentran mucho más en el juego o las actividades escolares y sucede que se olvidan de ir al baño.

Normalmente los niños suelen hacer pis entre cinco y siete veces al día. Los niños que padecen de accidentes van al baño de dos a tres veces al día.

Qué podemos hacer para superar esta etapa, sin duda ayudar a nuestros pequeños a cambiar los hábitos para hacer pis. Comencemos por las mañanas, al despertar envíalos al baño a descargar la vejiga, y asegúrate que la hayan vaciado por completo.

Detecta las señales cuando está a vejiga llena, estas son muy visibles. Por ejemplo; comienzan a bailar o cruzan las piernas, cuando el deseo es eminente muchas veces se quedan quietos antes de empezar a orinar, se ponen en cuclillas.

Ante estas señales, inmediatamente envíalos al baño. El éxito para de cambiar los hábitos y que vaya de alguna manera conectando sus sensaciones y necesidades con la acción de ir a tiempo al baño. Un factor clave para estimular su respuesta  es fortalecer su autoestima.

Por nada del mundo debemos avergonzarlos o castigarlos por que sucedan estos accidentes, antes debemos de mostrar comprensión, recuerda que este es un proceso cuya maduración y control completo de esfínter puede tardar hasta los 6 años, depende  del proceso de cada niño.

Si tienes un caso de esta naturaleza en casa, quizá sería bueno hablar con la maestra de tu hijo. Generalmente muchas escuelas se muestran comprensivas ante este tema y solicitan una o dos mudas previniendo estas eventualidades, sin embargo una estrategia de trabajo en conjunto vendría bien para apoyar a tu hijo.

Si ya observaste algunas conductas que dan esta pauta, entonces unifica tu esfuerzo con la maestra de la escuela. Puedes hacer tu parte en la casa y hablar con el pequeño  para animarlo y recordarle cuando sienta ganas no demore ir al baño. Y si está en la escuela debe avisar a la maestra. Cada mamá tiene su manera de hablar con los pequeños y tienen su propio lenguaje. Recuerda que hasta podemos hacerlo divertido, eso será mucho mejor y más fácil para alcanzar poco a poco objetivos.

La paciencia es fundamental, incentivemos a que tengan confianza en sí mismos y que suceden accidentes no pasa nada.  Así que no hay razón por la que tengas que preocuparte o atormentar a tu pequeño. No olvides compartirnos tus aventuras..


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados