Señales que tu hijo necesita visitar al oftalmólogo

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Salud física
Tags: salud, ojos, visión, lentes, oftalmólogo

0

0

Aunque la mayoría de las personas piensan que los problemas de visión comienzan a manifestarse en edades escolares, la realidad es que pueden detectarse desde mucho antes. Hay que recordar que si un niño tiene problemas de visión desde edades tempranas no sabrá cómo deben verse las cosas. Así que no dará ninguna alerta a sus padres. Generalmente es necesario que un adulto lo note.

Algunas de las enfermedades visuales más comunes en la infancia son: el ojo vago (también conocido ambliopía), miopía, estrabismo, entre otros.

Los exámenes periódicos con un oftalmólogo son una forma fácil de identificar si tu hijo tiene problemas de la vista. ¿Pero qué signos de alerta pueden presentarse? Corazón de Mamás elaboró un listado que puede darte algunas pautas de qué debes observar con atención.

Bebés menores a un año:

A partir de los tres meses, los bebés deben ser capaces de seguir un objeto con su mirada, como por ejemplo un juguete o pelota. Los ojos deben moverse por el campo de visión. Si no logra hacerlo, es momento de consultarlo con un oftalmólogo. Otro signo de alerta es si los niños, después de los 4 meses de edad presentan algún tipo de desviación en los ojos, si se ven desalineados. A esto se le conoce como estrabismo y debe ser consultado.

Edad preescolar

Si tu hijo presenta algún tipo de desalineación en sus ojos, debe informarse pronto al doctor. En esta edad es importante agendar revisiones preventivas con el oftalmólogo, él cuenta con exámenes especiales que ayudan a revisar si el niño tiene problemas, incluso si aún no sabe leer.

Edad escolar

Debes atender a consulta con el especialista, si el niño escribe fuera de la línea o no es capaz de colorear dentro de las demarcaciones asignadas, se salta palabras cuando está leyendo, copia textos con errores constantes, tiene un bajo rendimiento académico, se tropieza constantemente, se acerca mucho al televisor o a los libros.

Niños de todas las edades

  • Ojos desalineados o desviados
  • Manchas blancas o claras en la pupila
  • Ojos que revolotean de lado a lado o de arriba abajo
  • Dolor, picazón o molestias en los ojos reportadas por el niño
  • Ojos rojos que no se quitan en un par de días
  • Pus o costras en los ojos
  • Párpados caídos
  • Fotosensibilidad o fotofobia
  • Frunce el ceño cuando tiene que enfocar algo o cierra uno de los ojos.
  • Gira el cuello o la cabeza para ver mejor
  • Se frota los ojos con mucha frecuencia
  • Se queja de constantes dolores de cabeza

Se recomienda que, si no se presenta ningún síntoma antes, los niños comiencen a acudir al oftalmólogo desde los tres años. Si no hay ningún problema, las consultas deberían darse periódicamente cada dos años. Esto es especialmente importante para familias con problemas oculares, ya que muchos de estos son hereditarios.

Existen formas de cuidar la vista en los más pequeños, desde cuidar su alimentación, lavarse las manos con frecuencia, cuidarlos de los rayos del sol, descansar los ojos de actividades demandantes como leer o trabajar en el computador, tener buena iluminación para trabajar, etcétera.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados