Sexo posparto ¿cómo retomar la vida en pareja?

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Vida
Tags: sexo, vida sexual, parto, cesárea

1

1

Una de las facetas de la vida que más sufre tras la llegada de un bebé es la vida sexual. Después del parto o la cesárea, muy seguramente ambos, especialmente mamá, se sentirán muy cansados y la vida en pareja ya no será la misma.

¿Cuándo retomar?

La parte más importante es retomar cuando ambos estén física y emocionalmente preparados para hacerlo.

Si el parto fue natural, se recomienda iniciar las relaciones sexuales cuando hayan pasado 40 días. Esto permite que la vagina cicatrice, sobre todo si hubo una episiotomía, la cual debe estar totalmente cicatrizada. Durante este tiempo también se espera que los loquios (o sangre que se presenta cuando se desprende la placenta) ya no se presenten y la pelvis se haya recuperado.

Si el nacimiento se dio a través de una cesárea, se aconseja esperar mes y medio. Además de esperar a que la herida cicatrice, también se le da tiempo a la pared del útero para sanar.

Es muy probable, sin importar el tipo de parto, que las primeras relaciones sexuales después del parto sean molestas e incluso dolorosas. No te asustes, seguramente tu vagina necesitará lubricación, pues los cambios hormonales no le permiten hacerlo naturalmente. No hay que tener miedo, hay que relajarse. Sin embargo, si las molestias perduran, es importante que consultes con tu médico.

Si estás lactando y notas que tu deseo sexual se ve reducido, no te preocupes. La prolactina, hormona encargada de la producción de leche, también influye en la disminución del deseo sexual. Sin embargo es importante que consultes cualquier duda con tu doctor o consultora de lactancia.

¿Cómo hacerlo?

Dejen volar la imaginación, no todo consiste en la penetración. Consiéntanse, dense tiempo.  Los besos intensos y las caricias son clave para que la actividad sexual sea placentera. También es importante estimular otras zonas erógenas, como los pechos o el área del cuello. Otra opción es tener contactos suaves y poco invasivos, como la estimulación del clítoris. Los cambios que trae un bebé afectan a papá y a mamá, quienes seguramente estarán dedicados al recién nacido. Seguramente también les dará pudor tener relaciones cerca de donde está el bebé, especialmente si practican colecho.

Lo más importante es la comunicación y la comprensión. Hay que tener paciencia con el otro. La imposición solo tendrá resultados negativos.

Papá seguramente tendrá que echar a andar su creatividad, pues seguramente mamá no se sentirá en su mejor forma: se sentirá gorda, flácida, etcétera. Es importante hacerla sentir confiada y segura.

Mamá, por su parte, debe recordar su papel dentro de la pareja. La actividad sexual puede ser una buena inyección de autoestima y energía para afrontar la maternidad.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados