Snacks saludables para después de la escuela

hace 3 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Comida
Tags: snacks, nutrición, comida, niños

0

1

Es una de las preocupaciones recurrentes y más desgastantes de los padres. ¿Qué les doy de comer a mis hijos? Sobre todo en las tardes, en ese largo periodo que hay entre que salen de la escuela y es hora de cenar, donde muchas veces las salidas fáciles no son las más saludables. ¿Qué ofrecerles que sea saludable y delicioso, y que además les satisfaga? Corazón de Mamás hizo una selección de opciones que esperamos te sirvan.

Fruta: es una gran opción donde además se puede variar día con día. No solamente variando la fruta, sino la manera en la que se las ofreces, a continuación, algunas ideas.

  • La fruta completa
  • En ensaladas o mezclas con dos o más frutas. Se puede agregar yogurt, granola, miel o queso cottage
  • En smoothies o batidos, cuidando la cantidad de azúcar
  • Hechas puré para reemplazar la jalea sobre una tostada de pan integral
  • En chips de fruta deshidratada, si bien se pueden hacer en casa, se consiguen muchas marcas en el mercado
  • Se pueden ofrecer uvas pasas o arándanos secos. Los dátiles también son buena opción.

Verdura: También ofrece muchas opciones. Además así puedes resolver una de las 5 porciones diarias que deben consumir.

  • En bastones o pequeñas tiras con limón y sal. En México y otros países o según el gusto, puedes agregarle chile también. Se puede considerar algún tipo de aderezo saludable. Por ejemplo: zanahorias, apios, pepinos, jícama.
  • En pequeñas brochetas, también se aplica con las frutas.

Hummus: Se trata del puré de origen libanés hecho a base de garbanzos y pasta de ajonjolí. Si bien existen muchas recetas en línea, también existen muchas opciones que se pueden comprar ya preparadas. El hummus se caracteriza por ser una fuente de proteína y fibra. Es una opción excelente para usar como dip acompañado de vegetales o para darle sabor a una pieza de pan integral.

Té: Es una maravillosa opción para variar la opción del agua natural. Puedes variar el sabor del agua haciendo alguna infusión, aunque es importante que sea baja o, de preferencia, que no contenga azúcar. En algunos países es común el consumo del agua de Rosa de Jamaica, pero también puede hacerse con otros sabores.

Yogurt: Es un alimento delicioso y lleno de bondades. Es rico en ácido láctico, calcio, vitaminas A, B D, K y E, además de ayudar al buen funcionamiento de la flora intestinal. Debe procurarse que el contenido de azúcar no sea muy alto.

Palomitas de maíz: Llamadas de manera diferente en casi cada país de América Latina (maíz pira, poporopos, cotufas, etcétera). Especialmente si son hechas con el método tradicional, con poco aceite y en la olla convencional, suelen ser un gran alimento entre comidas, además de ser divertido, contiene pocas calorías y mucha fibra.

Mantequilla de maní: Si los niños no son alérgicos, la mantequilla de maní en un sándwich clásico o como dip con algunas frutas, aumenta la energía, tiene grasas saludables y fibra.

Queso: Siempre y cuando el niño tolere bien los lácteos, el queso puede ser un gran snack. Contiene vitaminas y es una buena fuente de calcio. Ya sea solo, en un sándwich o como acompañante.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados