Sobre los juicios de terceros a mamás.

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Vida
Tags: Juicios, Embarazo, Disfrutar, Opiniones

0

0

Ser madre es una decisión de vida, una madre tiene la capacidad de poder tomar las elecciones correctas para beneficio de sus hijos mientras ellos no tengan la capacidad de decidir lo que es bueno para ellos. Cuando crecen, también tienen la capacidad de orientar y ayudarlos a encontrar su forma para resolver las cosas, de manera que puedan tener autonomía y seguridad para buscar por sí mismos lo que los hace crecer y superarse.

Hemos querido comenzar a escribir esta reflexión porque, una madre independientemente de las circunstancias, elige serlo.

Este tema de juicios de terceros, sobre la maternidad o la crianza de nuestros hijos es a veces muy común y se repite en muchas circunstancias.

“Deberías comer más, deberías no hacer esfuerzo, deberías educarlo de esta manera, deberías, deberías…”

Hay una cosa que debemos de tomar en cuenta, una mujer que se convierte en madre adquiere innatamente un instinto, observa su cuerpo en el que día a día se desarrolla su hijo, todos los días hay cambios. En este punto, toma decisiones con seguridad, y siempre será la más positiva. Y esa decisión estará basada en su educación, en lo que recibió de su entorno, de su experiencia y de su autoconocimiento.

Por lo tanto, cuando llegue a ti una persona que te juzgue por comer, por hacer o decidir la forma en que llevas tú embarazo o crías a tus hijos, simplemente…

-¡Alisa tu pelo hacia atrás de la oreja!, porque nadie te conoce mejor que tú misma.

Este mundo está saturado constantemente de impulsos, miles de formas y mensajes están circulando todo el tiempo, sugiriendo y dictando muchas veces las formas de comportamiento.

Pongamos un ejemplo con la comida… Algunos dirían que es mejor consumir carne orgánica de vacas que pastan en prados verdes, otras pueden decir que; ser vegano es lo más sano, y sucesivamente podemos encontrar miles de cosas. Y no es que estemos en  desacuerdo con las formas o maneras de comunicar este o muchos mensajes o elecciones.

Aquí sucede algo muy interesante, primero que mucha gente da por sentado volverse experto si por casualidad  leyó en su vida un artículo de comida orgánica y puede hacer un juicio, según él, certero... Fail!!

Y puede suceder que, una persona, digamos una mamá, en su afán de búsqueda, todavía no haya encontrado ese algo que vaya de acuerdo con sus necesidades y se dé la oportunidad de experimentar o tal vez ya tenga sus gustos bien definidos y caiga en un momento en el cual una tercera persona la juzgue por tomar una u otra decisión… PUMM!

Aquí hay que tener en cuenta siempre una cosa que debes hacer…

-¡Alisa tu pelo hacia atrás de la oreja!, porque nadie conoce tus necesidades mejor que tú. Es muy distinto un consejo que una opinión, y los primeros se escuchan, sólo cuando se solicitan.

Eso es vital en tu papel como madre, lo que diga la gente realmente no importa tanto, siempre que sepas que para ti está bien. De corazón quisimos tratar con un poco de ironía este artículo, porque no todas las cosas funcionan de la misma manera para cada persona y cada opinión y experiencia es válida, de eso de trata la diversidad. Tenemos la fortuna de poder elegir lo mejor para nuestros embarazos, nuestros hijos o nuestras vidas.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados