Sumar, leer, ¿cuándo están realmente listos para aprender?

hace 3 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Educación
Tags: Educación, Aprendizaje, Competencias, Niños, Maduración

2

0

Es una realidad, no todos los niños aprenden de la misma manera algunos a edades tempranas son capaces de comenzar a leer, contar o sumar. Pero otros tardan mucho más tiempo para comenzar siquiera a entender la diferencia entre número y letra.

Lo cierto es que no se trata de pereza o de incompetencia, ya antes habíamos hablado de los diferentes tipos de inteligencia. Y que por un lado, los procesos evolutivos y de maduración se llevan a cabo de una manera natural, tienen su tiempo. Por otro lado, tenemos que el aprendizaje como lo conocemos se ha normalizado a través de instituciones, es decir la escuela o el colegio tienen sus edades establecidas para iniciar con la educación.

Sin embargo el hecho de que tu hijo haya cumplido 6 años y esté en edad escolar, no garantiza que esté listo para aprender, esto quiere decir que debemos de estar atentos, a los primeros reportes o calificaciones. Sabes, este momento es crucial, y debes estar preparada para todo.

En este punto debemos de cuestionar que tan importante es para ti que tu hijo traiga buenas notas, si tomamos en cuenta que son sólo un instrumento para medir el proceso de adquisición y memorización de contenidos académicos. Estos reportes no te dirán si le ha costado o no trabajo adaptarse, si se desenvuelven bien en la escuela, o si el se encuentra bien anímicamente, porque aunque no lo creas los factores emocionales, también son importantes en el proceso de aprendizaje.

Sin embargo Corazón de Mamás encontró en su investigación que podemos darnos cuenta si detectamos las siguientes señales externas:

  • Buen manejo del lenguaje. Puede comprender, expresarse bien esto es, pronunciar correctamente las palabras, además de contar con un vocabulario rico.
  • Desarrollo psicomotor adecuado. Entiende conceptos como antes y después, arriba, abajo, derecha e izquierda. El manejo de su mano (la psicomotricidad fina) le debe permitir reproducir trazos, controlando la presión en el lápiz.
  • A nivel afectivo, debe estar motivado. Contar con una buena autoestima es fundamental, generalmente en esta etapa aprender a leer realmente es un gran esfuerzo para los niños. Por lo que la repetición es fundamental, con una baja autoestima podría exasperarse y desertar en los intentos, por lo que la motivación en casa y el colegio son fundamentales para lograr progresos sostenidos.
  • Cuenta con una organización visual correcta. Consiste en tener buenos movimientos visuales y coordinación de movimientos finos. En la lectura es fundamental para seguir las líneas sin que haya saltos.
  • Capacidad para escuchar. Los niños con dificultades auditivas, les será difícil comprender lo que están leyendo porque no se escuchan bien.

¿Qué podemos hacer?

Leer y sumar son realmente procesos muy complejos, si tu hijo todavía no ha alcanzado estos puntos dentro de su maduración lo que necesitas es tener paciencia y motivación. Antes de inscribirlo a cualquier escuela, es necesario que busques un sistema de aprendizaje adecuado para la capacidad madurativa de tu hijo, donde le permitan avanzar a su ritmo sin presionarlo. Por otro lado, hay métodos de comprensión lectora, constructivista, tradicional, Montessori, Kumon, Aloha, por nombrar algunos que pueden ayudarte en el proceso.

Lo ideal es que un niño pueda aprender de manera que le sea significativo, el tener buenas notas o regulares, es igualmente digno de aplaudirse, pues es el esfuerzo sincero en su capacidad y desarrollo. Como mamá te aconsejamos relajarte, y acompañarlo amorosamente en su proceso generalmente cuando alcanzan su etapa de maduración, el tiempo que pareciera perdido, se recupera con mucha rapidez.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados