Técnicas caseras para fomentar el pensamiento matemático

hace 3 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Educación
Tags: matemáticas, lógica, figuras geométricas, estimulación, preescolar

0

0

El pensamiento lógico de un niño se va desarrollando conforme va creciendo. Con base en sus experiencias, y muchas veces a través de la observación, el niño irá deduciendo aspectos lógicos de su entorno. Una vez este pensamiento se combina con otros aprendizajes, tendremos el pensamiento lógico matemático, que va más allá de contar, sumar y restar. En este veremos cómo el niño pone en ejercicio su capacidad de analizar conceptos, colores, formas y muchas otras cosas que están a su alrededor.

Basados en técnicas que se parecen al juego, no solamente estimularemos este tipo de pensamiento, sino también la capacidad de observación, análisis y orientación, entre otras.

Corazón de Mamás preparó algunas actividades, para niños de edad preescolar.

Identificación de formas geométricas

Si bien existen varios juegos didácticos que cumplen la misma función, puedes elaborar el tuyo con tela de fieltro de dos colores y velcro. En una tela rectangular, pinta con un marcador permanente triángulos, círculos, cuadrados, rectángulos, corazones y diamantes. En fieltro de otro color, dibuja las mismas formas del mismo tamaño, pero recórtalas. Pega un lado del velcro en la hoja rectangular, y el otro en la parte recortada. La idea es que el niño asocie y pegue las iguales.

Identificación de colores

Pinta un círculo grande en una cartulina y divídelo en 8 secciones, como si fuera una pizza. En cada división, pinta un círculo de color diferente. Usa unas pinzas de madera de colgar la ropa y píntalas con cada uno de los colores. El niño deberá ponerlas en el color correspondiente.

Identificación de cantidades

Muy similar al ejercicio anterior. Se necesita el mismo círculo con 8 divisiones. En esta ocasión dibujarás o pegarás pegatinas iguales, pero de diferente cantidad en cada división. El niño deberá contar la cantidad de elementos y pegar una pinza de madera de colgar la ropa, que tendrá el número correspondiente a cada división.

Otro ejercicio para esta habilidad puede realizarse con tarjetas que contengan los números y un tarro con piedras o frijoles. El niño deberá poner tantas piedras o frijoles como le indique la tarjeta. Esta actividad también se puede realizar en el parque, con unas tizas, yesos o gises y usando material disponible: hojas de los árboles, piedras, etcétera.

Trazo de los números

En una caja de madera, se pone arena suave. Ten a mano unas tarjetas con los números trazados e ilustraciones que sean del agrado del niño. La idea es que copie el trazo de cada número en la caja de arena. Para esto, también se pueden usar esos jardines zen que venden en las tiendas de decoración.

Sumas

En unas tarjetas puedes poner sumas simples, por ejemplo 2+2. Para establecer la respuesta, el niño deberá contar con pinzas de colgar la ropa de dos colores. Así pondrá dos de un color y luego dos, de otros y establecerá que la respuesta es 4.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados