Técnicas caseras para fomentar la lectoescritura

hace 3 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Educación
Tags: Lectura, escritura, estimulación, preescolar

0

2

Leer y escribir son dos de los aprendizajes más importantes en nuestros días. Sin embargo, no es una tarea sencilla y para muchos niños puede convertirse en una actividad aburrida, casi una tortura. Este proceso conlleva que aprendan el sonido y la forma de cada letra, deben aprender a trazar correctamente y además darle un sentido adecuando a lo que leen y escriben.

Para estimular en casa a los niños, dentro de la lectoescritura, es importante tener en cuenta ciertas cosas: esta introducción debe darse de manera natural. Si el niño muestra curiosidad por las letras, adelante, pero si no, puede ser que no esté preparado. No lo presiones. Aprovecha los intereses propios del niño, busca objetos relacionados con sus gustos, que te permitan hacer estas actividades más emocionantes. El juego es vital, cuanto más parecido a un juego sea la estimulación, más éxito tendrá.

Otro consejo es mostrarles a los niños cómo estamos rodeados por letras. Aprovecha los carteles de la calle, algún texto que encuentren y pon a volar la imaginación. Pronto el niño descubrirá que puede encontrarle significado por sí solo.

Ten mucha paciencia, puede que el inicio no se dé con facilidad. No hay que tirar la toalla cuando lean o escriban incorrectamente. La comprensión y la práctica son clave.

Corazón de Mamás ha preparado una serie de técnicas caseras, que te permitirán comenzar a estimular la lectoescritura en niños en edades preescolares.

Asociación de sonidos y formas

Toma tantas botellas de pet, como letras en el alfabeto. Córtales la rosca donde se asegura la tapa y pégalas en una tabla. Al costado de cada rosca, deberás dibujar (en mayúsculas, de preferencia), cada letra del alfabeto. A cada tapa, deberás dibujarle una letra. La idea es que el niño vaya enroscando las tapas en la rosca que le corresponden. Además de estimular su motricidad fina, estimula el oído, pues deberás irle mostrando cómo suena cada letra.

Estimulación del trazo

En una caja pequeña, vierte arena suave. También puedes utilizar aquellos jardines zen que tienen un rastrillo. Además, consigue tarjetas con ilustraciones de las letras. La idea es que el niño, con su dedo, copie el trazo de la letra en la arena. Te recomendamos que las ilustraciones vayan de acuerdo con el interés del niño.

Reconocimiento del nombre

En una pieza de fieltro, pega el nombre del niño. Puedes usar letras prefabricadas de foamy o de fieltro, que venden en tiendas de manualidades. En una pinzas de colgar la ropa, pega letras del alfabeto, asegurándote que estén las del nombre y algunas extra. La idea es que el niño busque las pinzas con las letras de su nombre y las vaya pegando sobre las que están en la pieza de tela.

Palabras de dos sílabas

En una cartulina grande, deberás hacer una tabla con cuatro columnas y cinco filas.  En la primera fila, dejas el primer espacio en blanco y en los siguientes pones cada una de estas sílabas (pa, sa, no). En la primera columna, dejas el primer espacio en blanco y en los siguientes pones cada una de estas sílabas (ma, me, pe, pi). La idea es que el niño lea primero la sílaba que está sobre la columna y luego, las que está sobre la fila, para encontrar palabras de dos sílabas. Además, deberás tener ilustraciones de dichas palabras para que el niño las pegue donde correspondan. Donde no haya una palabra, simplemente deberá dibujar una equis. Así, jugando, aprenderá a leer palabras tales como: mapa, masa, mano, mesa, pepa, pesa, pipa, pisa, pino.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados