Tipos de ecografías y ultrasonidos y para qué sirven

hace 3 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Salud física
Tags: ginecólogo, embarazo, ecografías, ultrasonidos, 3D, 4D

4

0

Las embarazadas esperan con anhelo los momentos donde podrán ver el bebé y cómo va creciendo durante las 40 semanas de gestación. Además durante estas consultas médicas poco a poco se revelarán secretos como, si es un solo bebé o es un embarazo múltiple, el sexo del bebé o si hay algún problema. El método utilizado para esto se conoce como ultrasonido o ecografía, que generalmente utiliza ondas de sonido para producir estas imágenes de lo que ocurre en nuestro cuerpo, de manera totalmente segura. Sin embargo existen varios tipos de estos exámenes, que tienen diferentes fines y se realizan en diferentes momentos. Te contamos cuáles existen y para qué sirven.

Transvaginal. Seguro lo has experimentado antes de quedar embarazada, pues es un examen muy común dentro de las revisiones ginecológicas de rutina. Permite examinar el útero, la cérvix y los ovarios y es el tipo de ultrasonido que te realizarán durante el primer trimestre del embarazo. Para realizarlo, generalmente se introduce por la vagina un dispositivo (protegido por un preservativo y lubricado). Es un examen poco molesto.

Transabdominal. Es el examen común que has visto seguro en películas y programas, donde la madre descubre su vientre y el dispositivo que hace el ultrasonido le es pasado sobre una capa de gel. El resultado de este examen suele ser en blanco y negro y las imágenes no son completamente nítidas, pero para el doctor suele ser muy útil pues permite tomar diversas medidas del bebé, conocer su sexo, ver algunos de sus movimientos y revisar el estado del líquido amniótico. Generalmente se realiza después de la semana 16, según la frecuencia que establezca el médico tratante.

Ultrasonido Doppler. Es muy similar al transabdominal, pero el resultado es a color. Se realiza para revisar, sobre todo, el flujo sanguíneo en el cerebro y el corazón del bebé, además de revisar el cordón umbilical. Se realiza después de la primera mitad del embarazo.

Ultrasonido 3D. Se han puesto muy de moda, pues antes no se realizaban. Se realizan a partir de la semana 25, pues se necesitará que el bebé haya desarrollado bien sus facciones para que el resultado sea óptimo. Este nos permite obtener una imagen más nítida de la carita del bebé.

Ultrasonido 4D. Es una versión más complicada del 3D, pues además de imágenes estáticas, obtendrás imágenes en movimiento del bebé. Si todo sale bien, pues hay bebés a los que cuesta más verlos, podrás ver los rasgos de su cara perfectamente.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados