Tips para ahorrar en familia

hace 3 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Finanzas
Tags: Ahorro, familia, finanzas, economía, hogar, México

0

0

Ya sea porque quieres llevar a la familia de vacaciones, cambiar el coche, o poder darse algunos gustos extra, ahorrar es una excelente alternativa. Además es una forma de enseñarles a nuestros hijos a administrar el dinero y a cuidar las cosas, además de tener un colchón por si hay una emergencia o algo se necesita.  No es una tarea fácil, menos en nuestros tiempos. Pero Corazón de Mamás te da algunas ideas de pasos sencillos, que se pueden hacer en familia y que pueden ayudar a alcanzar las metas.

Lleva un control de tus gastos. Así te darás cuenta por dónde puedes empezar a recortar y a dónde se va el dinero. Existen diversas aplicaciones para hacerlo, o simplemente una libreta y un lápiz. Al final del mes, revisa tus gastos fijos, revisa cuáles gastos (como los hormiga) puedes recortar con pequeñas modificaciones en tus hábitos de consumo y un poco de planificación.

Establece un objetivo concreto de lo que harás con tu ahorro. Pon recordatorios (recortes, fotos, etcétera) por la casa que te ayuden a llegar a la meta. La motivación es clave.

Cuida lo que gastas con la tarjeta de crédito. Los intereses por no pagar el total de las compras del periodo hacen que todo salga más caro de lo que crees. También dale prioridad a pagar las deudas, una vez las liquides, sigue el próximo paso.

Establece una cuota real de ahorro (no importa que te parezca poco) y págala como si fuera un proveedor más. Establece una cuenta de ahorro o una inversión a la vista donde puedas ir guardando tu dinero. Es importante que no tengas disponible ese dinero si te flaquea la voluntad, pero que sí esté listo cuando se necesite realmente.

No te gastes los ingresos extra. Úsalos para liquidar deudas o limpiar la tarjeta de crédito. Si ya lo hiciste, envíalos directo a la cuenta de ahorro.

Planifica. Cuánto es el máximo que gastarás en el súper, en ropa, etcétera. Además de que deberás adecuarte a tus presupuestos, verás cómo el dinero se va en cosas muy simples.

Sin embargo, estas ideas pueden sonarte un poco trilladas y complicadas de realizar. Es por esto que te damos unas un poco más sencillas para que puedas comenzar hoy mismo.

  • Ten una alcancía. Vacía las monedas que te queden sueltas cada noche. Cuando se llene, te darás cuenta que habrás ahorrado sin esfuerzo.
  • Ahorra en gasolina, revisa cuáles de tus trayectos puedes hacer a pie o en transporte público. Comparte tu coche y haz rondas con otras mamás para ir por los niños a la escuela o con tus compañeros de trabajo.
  • No tires comida. Compra apegada a una lista semanal y revisa tu despensa para ver qué puedes usar de lo que ya tienes. Aprende a congelar, reutilizar, etcétera. Te darás cuenta que pequeños cambios en la cocina te pondrán varios pesos en la bolsa.
  • Espera a las épocas de rebajas para comprar tu ropa. No necesitas ir cada mes a las tiendas, durante por lo menos dos temporadas anuales, las principales tiendas rematan su mercancía. No solo podrás comprar más, sino que podrás planificar lo que necesitas para el siguiente semestre.
  • Busca actividades en familia que sean gratuitas. En México, por ejemplo, los domingos son días gratuitos en los museos. Hay librerías con conciertos y cuentacuentos, parques para jugar, etcétera.
  • Todos a apagar la luz y el agua. Enseña a los pequeños a apagar las luces y los aparatos que no se estén usando, a lavarse los dientes con un vasito de agua y a ducharse por poco tiempo. En cuanto al ahorro de luz, investiga la posibilidad de cambiar los focos de tu casa, por unos de tecnología LED.
  • Revisa tus armarios, cajones y alacenas. Revisa qué tienes. Te darás cuenta que hay gomas nuevas, cuadernos en buen estado, papel de regalo, listones, etcétera. Todas esas pequeñas compras, puedes ahorrártelas a la hora de surtir la lista escolar o de empacar el regalo del próximo cumpleaños.
  • Lleva tu café, té, y agua a la oficina. El gasto hormiga es criminal para el presupuesto.
  • Evalúen la idea de preparar y llevar la comida a la escuela y la oficina. No solamente comerán mejor, sino que llegarán mas fácil a la meta.

¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados