Tips para elaborar y almacenar comida para mi bebé

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Comida
Tags: alimentación, fruta, verdura, bebé, papillas, congelar

3

0

Generalmente, cuando nuestros bebés comienzan a comer comidas sólidas, queremos que se alimenten bien y balanceadamente. Muchas veces es difícil seguir este ritmo siempre, pues el día a día no nos permite estar cocinando las papillas y purés. Una solución práctica suele ser preparar una buena cantidad, cuando se tiene tiempo, y congelarlas en porciones individuales. Al hacerlo de esta manera, ahorras tiempo y se mantienen intactas las propiedades de los alimentos.

Antes de comenzar a introducir alimentos a tu bebé, es importante que consultes con el pediatra con la manera en la que lo harás, para evitar reacciones alérgicas y otros inconvenientes.

Tips para preparar las papillas

  • Lo primero que tenemos que contarte es que hay alimentos como el plátano o banano o algunas manzanas que no necesitan ser preparadas. Solo necesitas raspar la superficie con una cuchara y alimentar directamente al bebé.
  • No prepares para un solo tiempo de comida. Si tienes tiempo de cocinar, prepara de una vez al menos dos porciones. Así podrás almacenar otra porción para un día donde la cosa se complique.
  • Generalmente para preparar las papillas solo necesitarás la verdura y fruta y un poco de agua. Consulta con tu pediatra si puedes añadir algo de sal, en el caso de ciertas verduras. Cocina hasta que esté blando y luego muélelo con un pica todo o procesador de alimentos.
  • Preparar más de una porción colabora también a no desperdiciar. Así usarás toda la zanahoria, papa o chayote que el bebé vaya a comer.

Aquí te compartimos unas recetas para que te inspires.

Tips para almacenar

  • Se recomienda congelar la comida a pocas horas de haberla cocinado, esto evita que se pierdan propiedades esenciales..
  • Un buen tip para tener porciones individuales, es congelar lo preparado en bandejas para hacer hielo. No necesitas un millón de ellas. Úsalas y cuando esté congelada la comida, sacas los cubitos y los puedes almacenar en bolsas resellables en tu congelador (ocupa menos espacio y así la bandeja queda libre para otro alimento). Es importante marcar la bolsa con la fecha de congelación. Generalmente, los alimentos duran de 3 a 6 meses en buen estado.
  • No se recomienda congelar la comida que todavía está caliente, es preferible esperar hasta que esté fría.
  • El microondas no es la mejor arma para descongelar, debido a que calienta la comida de manera desigual y pueden suceder accidentes. Se recomienda dejarla descongelar naturalmente en la refrigeradora y luego calentarla. También se puede hacer con baño maría.
  • Una vez descongelada la comida no puede volverse a congelar. De ahí que sean esenciales las porciones individuales para no desperdiciar.
  • Las papillas y purés que ya fueron congelados, permanecerán en buen estado, en la refrigeradora durante las siguientes 48 horas.

Cuéntanos qué otras ideas pusiste en práctica en Corazón de Mamás.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados