Tips para trabajar en casa

hace 3 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Vida
Tags: Trabajo en casa, home work, trabajo a distancia

1

0

Una de las estrategias que las mujeres profesionales que se convierten en madres han ido tomando de un tiempo para acá, es la de trabajar desde casa. Cada vez hay más empresas y trabajos que están dispuestos a tener esta dinámica con sus empleados, quienes la encuentran útiles por muchas razones. Sin embargo, quienes lo han hecho saben que es muy difícil balancear la vida de la casa con el trabajo, cuando comparten espacio. Si a esa dificultad se le suma un bebé que demanda tiempo y esfuerzo, puede resultar aún más complicado.

Sin embargo, se puede lograr y puede traer muchos beneficios a tu vida personal y familiar. Es por esto que Corazón de Mamás ha compilado algunos tips útiles para trabajar desde casa exitosamente.

Crea una rutina para empezar a trabajar. Levántate como que fueras a una oficina común, desayuna, báñate, manda los niños (si es el caso) a la escuela y luego comienza. Esto ayuda a que tengas establecidos tiempos dentro del mismo espacio para ti y para el trabajo. También notarás que trabajarás con más energía y concentración que si lo haces desde la cama y aún en piyama.

Establece un lugar de trabajo. Así sea un rincón de la mesa, una habitación específica para este asunto o el café de la esquina. Esto también ayuda con el establecimiento de la rutina y a tener todo lo necesario a mano. Otra idea, es utilizar los sitios de coworking (muchos de ellos tienen ludotecas o espacios pensados especialmente para mamás trabajadoras).

Asegúrate de tener el equipo necesario, dado que la interconectividad es necesaria. Revisa que tu computador tenga lo necesario, una buena conexión a internet, que los programas que usan en tu oficina puedan ser usados de manera remota, etcétera. También querrás revisar que tu cámara, audífonos y micrófonos estén bien configurados. Dentro del equipo, también entra la silla, mesa y otros implementos que hagan cómodo tu tiempo de trabajo.

Que no estés en la oficina, no significa desaparecer. Mantente en comunicación constante con el equipo de trabajo a través del correo electrónico, el chat, o las plataformas que utilicen día con día.

Ten claras las metas diarias, semanas y mensuales. Así podrás programas mejor qué es lo que tienes qué hacer y cuánto tiempo y esfuerzo necesitas para lograrlo. En la medida de lo posible, establece un horario para trabajar y otro para los temas domésticos.

Intenta evitar las distracciones, procura que los niños, la persona que te ayuda en casa o tus familiares te interrumpan tus tiempos de trabajo. También intenta estar alejado de las redes sociales, las aplicaciones de chat, etcétera. Te darás cuenta que esto, a la larga, hará que tu jornada laboral se extienda innecesariamente.

Establece descansos. Toma un café, da una caminata corta, mira un episodio corto de tu serie favorita, etcétera. Te darás cuenta que cuando regresas tu concentración y atención estarán en su mejor forma.

Cuando termina el trabajo, termina. Aprende a desconectarte y a disfrutar el tiempo destinado a la casa. Si lo haces así, te darás cuenta que descansarás mejor, rendirás más y todo fluirá de mejor forma.


Si sientes presión por tratar de balancear el trabajo con ser madre, entonces desahógate aquí conversando con otras mamás que están la misma situación que tú.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados