Tratando de tener un bebe punto de vista mental y emocional.

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Salud mental
Tags: Seguridad, Sentimientos Encontrados, Embarazo, Qué esperar, Dudas

0

0


El embarazo es uno de los grandes temas en la vida de una mujer, es ahí donde comienza a formarse el Corazón de Mamás. Comenzamos a coquetear con la idea de ser mamá, empezamos a pensar en cómo sería estar embarazadas. Y un día nos descubrimos mirando los escaparates de ropa para bebés e imaginamos cómo nos sentiríamos al cargar a nuestro propio retoño.

La mentalidad comienza a cambiar, buscamos alimentarnos mejor. Si hemos reconocido nuestro deseo por concebir,  ya estamos planeando ir al ginecólogo, optando por cuidar un poco más nuestra salud y si sabemos de un posible desajuste seguro ya estamos tratándolo.

Podemos quedar embarazadas en cualquier momento del mes, pero como sabes hay momentos del ciclo menstrual más fértiles, donde se aumenta la posibilidad de concebir.

Comprender el ciclo y la ovulación puede ser una gran ayuda cuando estamos intentando embarazarnos.

¿Qué puede ser de ayuda?

  • Los kits de ovulación (varillas de orina, parecidas a las pruebas de embarazo)
  • Aprender a medir la temperatura basal de tu cuerpo. La cual se grafica con la curva de la temperatura basal, como referencia podemos saber nuestros días de máxima fertilidad del mes siguiente.
  • Observar los cambios en el moco cervical, que justo antes de la ovulación toma la apariencia de clara de huevo.
  • El ejercicio no queda excluido, ya sea que estemos acostumbradas a practicar algún deporte, o hayamos tomado la decisión de bajar unos cuantos kilos premeditadamente por el deseo de tener las mejores condiciones para el futuro tiempo de embarazo.

La verdad es que cuando estas cosas comienzan a suceder hay cierta emoción y nerviosismo, por dar lo mejor de nosotras. En este periodo todo suma, mejorar la calidad de vida, preparar nuestro cuerpo, preparar nuestra mente.

¿Cuánto sexo debo hacer?

Buscar a un bebé nunca debe convertirse en una tarea tediosa. Expertos en el tema afirman que la pareja promedio logra concebir después de tener 78 relaciones sexuales, que al mes son, 13 encuentros aproximadamente. Lo que significa que una mujer tarda aproximadamente seis meses en concebir.

Esto no necesariamente es una regla, tenemos la creencia que una actitud positiva y entusiasmo son fundamentales, así que libérate del estrés y de caer en cosas muy estructuradas.

Si alguna vez te has preguntado sobre qué posición es mejor, entre las más socorridas para escribir a la cigüeña están; el misionero, el barco de vela, la flor llamativa, loto invertido, encantador de serpientes, ofrenda secreta o la tumbona por nombrar algunas.

Es posible que para esta etapa te des cuenta y te preguntes si estás segura de querer subir a un tren que no puede parar.  Lo que podemos decir es que cada estación traerá un reto, pero también satisfacciones y aprendizajes. Tal vez hayas dejado de fumar, de beber y comiences hasta cuidar tu sueño en esta etapa de búsqueda.

Recuerda que convertirse o ser madre no es una carrera que se aprueba. Es un proceso de vida que es paulatino, que te permite irte adaptando poco a poco, aprender y saber escucharte, no hay recetas o instructivos. Si has comenzado a recorrer el camino, disfrútalo y cuando menos lo esperes te encontrarás en el tiempo perfecto donde comenzará esa dulce espera, solo deja crecer tu corazón de mamá.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados