Uso de pantallas y niños

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Tecnología
Tags: tecnología, pantallas, videojuegos, televisión, teléfonos inteligentes, tabletas

0

0

El mundo está plagado de dispositivos electrónicos y nuestros hijos parecen salir de la panza con conocimiento de cómo usarlos. Sin embargo, ¿hasta dónde es sano? Corazón de Mamás te cuenta qué dicen los expertos.

Vivir en un mundo sin pantallas parece una tarea imposible hoy en día. Todos, especialmente los niños, están rodeados de televisores, computadoras, tabletas o teléfonos inteligentes en su vida cotidiana. De hecho, parece extraído de una escena de Los Supersónicos, pensar que muchos libros de texto ahora vienen en formato para Tablet o que estos dispositivos ya hacen parte de las listas de útiles escolares. Sin embargo, aunque la tecnología trae muchos beneficios, también tiene su lado oscuro y los expertos afirman que su uso debe controlarse especialmente con los más chicos.

Hasta hace poco, la Asociación Americana de Pediatría (AAP) afirmaba que el uso de pantallas debía controlarse de la siguiente manera:

  • Antes de los dos años: No debía haber ningún consumo
  • Entre los dos y los cuatro años: Una hora diaria máximo
  • De los cuatro años en adelante: Dos horas diarias máximo

Sin embargo, en noviembre de 2016, esta asociación publicó nuevas guías que pretenden acomodarse mejor a la realidad en la que viven las familias de estos tiempos, quedando así las recomendaciones:

  • Niños menores de 18 meses: Deben evitar el uso de pantallas. Se hace una excepción para las video llamadas
  • Niños entre los 18 y los 24 meses: Pueden ser introducidos al consumo de medios digitales, siempre y cuando sus padres seleccionen cuidadosamente el contenido y lo consuman con sus hijos para ayudarles a entender qué es lo que están viendo
  • Niños entre los 2 y los 5 años: Una hora al día de contenido de alta calidad, seleccionado por sus padres, quienes deben compartir el consumo con sus hijos
  • Niños de 6 años en adelante: deben guiarse con planes consistentes de consumo de medios que regulen el tiempo que le dedican, los tipos de contenidos que pueden consumir, etcétera

Otras recomendaciones generales consisten en verificar que los niños no sustituyan horas de sueño, momentos de interacción social o de actividad física por consumir contenidos digitales. Aunque son entretenidos y prácticos, debe haber horarios designados para esto. En casa, deben haber tiempos (los tiempos de comida) y lugares libres de pantallas, especialmente las habitaciones de los niños. Es muy importante que los adultos no compartan contenidos que están diseñados para ellos con sus hijos, pues su capacidad de comprensión no está preparada para esto.

Está comprobado que los niños que pasan mucho tiempo frente al televisor tienen mayor riesgo de padecer sobrepeso y obesidad, pues disminuyen considerablemente su actividad física. Además de afectar el desarrollo de sus habilidades motoras y de lenguaje.

Sin embargo, también está demostrado que hay contenidos en la televisión que tienen efectos positivos en los niños, además de algunas virtudes que los videojuegos (para las tabletas, sobre todo) tienen: estimulan la interactividad, la resolución de problemas, la creatividad y la observación. Por lo cual la AAP afirma que su consumo moderado y supervisado puede tener beneficios. Para establecer un plan de consumo de contenido mediático adecuado para tus hijos puedes tener en cuenta lo siguiente:

  • Que sea hecho para la edad específica de tu hijo
  • Que tenga un propósito y que sea probado primero por los padres. Para esto, existen guías como la de Common Sense Media
  • Que no tenga anuncios
  • Usar los dispositivos con el brillo al 50%, para evitar problemas de sueño

¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados